Pureza

Sofonías 3:9
En aquel tiempo devolveré yo a los pueblos pureza de labios, para que todos invoquen el nombre de Señor, para que le sirvan de común consentimiento. Nuestro Padre prometió devolver la pureza de labios y por medio de nuestro Señor Jesús nos lo ha concedido, es tiempo de que cada uno crea lo que Dios ha hecho con cada uno y de remover las palabras inmundas de tus labios y solo pureza salga de tu boca.

2 Corintios 6:3
No damos a nadie ninguna ocasión de tropiezo, para que nuestro ministerio no sea vituperado; antes bien, nos recomendamos en todo como ministros de Dios, en mucha paciencia, en tribulaciones, en necesidades, en angustias; en azotes, en cárceles, en tumultos, en trabajos, en desvelos, en ayunos; en pureza, en ciencia, en longanimidad, en bondad, en el Espíritu Santo, en amor sincero.  El hombre de Dios tiene que ser ejemplo de pureza y santidad en su conducta y vivir una vida verdadera no una mezcla de bondad y maldad.

1 Timoteo 4:12
Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor,espíritu, fe y pureza. Tenemos como ejemplo las instrucciones de Pablo a Timoteo y todo Ministro de Dios tiene que instruir al pueblo en pureza y a pureza porque Dios es puro y su pueblo o mensajeros no pueden ser impuros mucho menos en el trato a las mujeres como Pablo mismo lo instruyo a hacerlo 1 Timoteo 5:2 a las ancianas, como a madres; a las jovencitas, como a hermanas, con toda pureza. El trato para con todas las mujeres y no solo en la congregación de un hijo de Dios tiene que ser puro. Porque somos llamados a ser como El. 1 Juan 3:3 Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro. Así que pueblo debido a lo que representas tienes que vivir como Dios de corazón. Puro de Corazón.